anuncioElParaiso
Economia-Negocios

No saques un préstamo personal sin antes ver estos 10 consejos para que no se convierta en un problema

 Los motivos que llevan a solicitar un préstamo personal son tan variados como el perfil de los solicitantes, pues van desde cancelar deudas anteriores a hacer una reforma en el hogar o comprar un auto, entre otros tantos objetivos.

Desde el punto de vista del potencial tomador del préstamo lo importante es que reúna una serie de requisitos en lo que hace a estabilidad laboral, su perfil de cliente bancario y obviamente demostrar la solvencia económica suficiente.

Más allá de su situación en particular, es conveniente que analice con sumo detalle las condiciones que se le ofrecen, que van mucho más allá del valor de la cuota y el plazo, que son las principales referencias que suelen ser tomadas en cuenta.

“Aunque la cuota es elevada, tomo el préstamo, total la cuota se va a licuar con la inflación”. Esta afirmación solo es válida en un escenario en el que el avance del salario iguale a la suba de los precios, lo cual salvo contadas excepciones no sucedió en los últimos años.Los clientes consultan a los contadores sobre la obligación de informar distintos contratos que se asimilan a la locación

Deben tenerse en cuenta una serie de factores para evitar que un préstamo sea un problema

Al respecto, más allá de estos datos, puede ser de utilidad tener en cuenta algunas cuestiones a la hora de decidir que préstamo tomar. Entre ellas se puede mencionar:

1. No pedir más dinero del que realmente se necesita. La devolución del préstamo no solo incluye el capital, sino también los intereses, comisiones, etc. Por lo que el monto será superior a lo solicitado.

Por ello, al pedir un préstamo, lo mejor es ajustar al máximo la cantidad que se quieran solicitar y evitar pagar intereses de más.

2. Elegir el plazo más corto posible. Si bien cuando los plazos son más largos, las cuotas son menores, en la medida que los períodos de pago se extienden, las cuotas no se reducen en igual proporción.

Si se elige un plazo menor, las cuotas tendrán un importe mayor, pero el préstamo se amortiza más rápido y será más económico. A ellos se suma el hecho que se reduce la exposición con la entidad financiera.

3. Evitar el dinero rápido y sin garantías. Cuando se solicita un préstamo, las entidades suelen tomar algún tiempo para confirmar el otorgamiento, una vez que analizan las garantías que aseguren el repago.No obstante, existen varias entidades que ofrecen dinero rápido y sin necesidad de aportar garantías de pago, pero con intereses o comisiones mucho más elevados.

4. Conocer cual es el costo financiero total. Al analizar un préstamo es necesario tener en cuenta no solo la tasa de interés sino también otras condiciones, incluyendo gastos de otorgamiento, comisiones, impuestos como el IVA, etc,, ya que terminan conformando el denominado costo financiero total, que es el dato más importante a tener en cuenta.

5. Reducir al mínimo la relación cuota / ingreso. Si bien los bancos fijan un tope del orden del 25% / 30% del correspondiente al grupo familiar, lo ideal es que no supere el 20 por ciento.Expertos recomiendan chequear 10 claves antes de sacar un préstamos personal

6. Cuidado con los gastos extra. Según consigna el BCRA, “no podrán aplicarse comisiones ni cargos por la evaluación, otorgamiento y evaluación de financiaciones”, como tampoco “comisiones ni cargos por gastos de tasación, notariales o de escribanía que se originen en ocasión del otorgamiento o cancelación de financiaciones”.

7. Conocer los costos de cancelación. Si el préstamo contempla la posibilidad de una cancelación anticipada, parcial o total, es conveniente conocer cuál es su costo. En el caso de precancelación, no se admitirá la aplicación de comisiones cuando al momento de efectuarla haya transcurrido al menos la cuarta parte del plazo original de la financiación o 180 días corridos desde su otorgamiento, de ambos el mayor.

8. Analizar la adhesión a otros servicios. En muchas ocasiones se exige contar con otros productos tales como un paquete de productos, caja de ahorro o cuenta corriente, por los cuales se deben pagar comisiones que se suman al costo total del crédito.

9. Leer las condiciones de otorgamiento. Todo lo referido al préstamo debe ser informado por la entidad financiera al momento de ofrecerlo. Por lo tanto, es importante revisarlo minuciosamente, con el fin de evitar firmar cláusulas sobre las que el cliente no tiene conocimiento.

10. Averiguar cómo funciona el sistema de amortización. La mayoría de los bancos aplican el sistema Francés de amortización. Según el mismo, las cuotas son iguales a lo largo del tiempo, mientras que la amortización es creciente y los intereses decrecientes. Es por ello, que el monto de la deuda crece menos ue proporcionalmente a lo largo del tiempo. Existen otros sistemas como el Alemán, pero su uso es muy limitado. 

Mensaje Adblock

Nuestra pagina se mantiene con los anuncios que mostramos, agradeceríamos si desactivase las extensiones de adblock.

Anuncio

Anuncio