anuncioElParaiso
Salud

La forma de hablar puede predecir una ruptura amorosa inminente

Un estudio revela que las personas que se encaminan a una separación producen cambios en su lenguaje unos tres meses antes de que ocurra.

Cuando nos quejamos de forma constante de nuestra pareja, nos replanteamos el rumbo que tomó nuestra vida o empezamos a fijarnos en otras personas, quizás estemos en plena crisis y se nos pase por la mente separarnos. Pero hay indicios menos evidentes que también pueden indicar una ruptura inminente: esas señales están en el lenguaje que usamos.

Las palabras que empleamos, no sólo al hablar de nuestra relación sino sobre cualquier tema, pueden predecir una ruptura hasta tres meses antes de que ocurra, según un estudio publicado en Proceedings of the National Academy of Sciences. ¿Cómo llegaron a esta asombrosa conclusión? Los investigadores analizaron más de un millón de publicaciones de la red social Reddit, de 6.803 usuarios diferentes que compartieron sus separaciones con sus amigos virtuales.

Para su investigación, los expertos seleccionaron publicaciones que mostraban el historial de los usuarios en el año previo y posterior a las rupturas, y no sólo las que se referían a su relación y posterior separación, sino también a otros aspectos de su vida.

Así fue cómo identificaron que las personas muestran ciertos patrones de cambio de lenguaje hasta tres meses antes de separarse, y que esas modificaciones son secuelas psicológicas que pueden durar hasta medio año después de la ruptura. Incluso, en algunos casos, pueden permanecer hasta un año. En ese escenario, se trata de gente que no superó por completo el fin de la relación.

Estas modificaciones en el lenguaje son claras si se buscan específicamente, pero como, en general, involucramos términos que usamos regularmente, para la mayoría de las personas este cambio de patrón es casi imperceptible.

Las conclusiones sostienen que los cambios del lenguaje alcanzan su punto máximo en la semana de la separación y, por lo general, regresan a la normalidad seis meses después. “Parece que incluso antes de que la gente se dé cuenta de que va a ocurrir una ruptura, comienza a afectar sus vidas”, sostuvo la investigadora principal Sarah Seraj, del departamento de psicología de la Universidad de Austin (Texas, EE.UU.).

“Los signos incluyeron un aumento en el uso del yo, el nosotros y palabras de procesamiento cognitivo (características de la depresión, el enfoque colectivo y el proceso de creación de significado, respectivamente) y caídas en el pensamiento analítico (que indica un lenguaje más personal e informal)”, detalló el estudio. Estos vocablos prueban que los individuos están en el proceso de analizar cosas.

Es decir, que las palabras que usamos siempre se alteran de una manera precisa cuando atravesamos un trastorno personal, lo que puede decirnos mucho sobre nuestro estado emocional, cognitivo y psicológico.

Los investigadores también compararon sus hallazgos con usuarios que experimentaron otros tipos de cambios en sus vidas, aunque igual de significativos. Antes de cualquiera de ellos, se podían detectar diferencias similares en el lenguaje. Eso sí, en esos casos, eran más sutiles.

“Este estudio apunta al impacto generalizado que tienen los trastornos personales en los mundos sociales de las personas”, sostienen los expertos.Fuente TN